¿Una navidad saludable para tus dientes es posible?
divider

Por supuesto. Si te lo propones, no nos cabe ninguna duda. Pero para ello debes armarte de voluntad y renunciar al menos a uno de los manjares más tentadores de la fiesta navideña, pero también de los más perjudiciales para tus dientes: hablamos de los dulces, aunque podríamos citar algunos más.

¿Es necesario? Es lo más recomendable. Será difícil, sabiendo que te esperan unas semanas de muchas cenas y comidas con amigos y familiares. Por eso vamos a ayudarte con unas ideas que te ayudarán a dar el paso hacia unas fiestas más sanas.

¿Una navidad saludable para tus dientes es posible?
Cómo incorporar dulces saludables en Navidad

La clave de todo está en el azúcar. Éste está compuesto en su mayoría por sacarosa, un hidrato de carbono que alimenta las bacterias que conforman la placa dental. El azúcar, por tanto, es muy perjudicial para los dientes, ya que, es una fuente de caries y aumenta los niveles de acidez en la boca.

Muy importante en este aspecto saber seleccionar muy bien los productos que se ponen encima de la mesa. Estas son algunas recomendaciones:

Fuera la bollería y los postres industriales

Están llenos de azúcar y de grasas saturadas muy perjudiciales.

Elimina los dulces y caramelos pegajosos

Son unos generadores de caries importantes. Lo peor de todo es que se quedan pegados entre los dientes, lo que obliga a que la higiene dental deba ser muy exhaustiva.

Los caramelos muy ácidos también son perjudiciales porque pueden desmineralizar el esmalte.

Apuesta por la fruta

Puede que no sea lo más tentador en las fiestas de Navidad, pero sin duda es lo más saludable. La uva puede ser una buena opción, coincidiendo con la Nochevieja.

También puedes aprovechar para diseñar postres alternativos con frutas, como macedonias, mousse, sorbetes o brochetas. ¡Disfruta y haz volar tu imaginación culinaria esta Navidad!

Caramelos sin azúcar

A diferencia de los azucarados, estos caramelos no perjudican los dientes y estimulan la producción de saliva. Tienen edulcorantes artificiales que, al contrario que el azúcar, no provocan la aparición de caries porque la cavidad oral no los procesa y se disuelven fácilmente en la saliva.

Solo hay un pero: los edulcorantes artificiales sí pueden ser perjudiciales para otras partes del organismo si se abusa de ellos. Así que tómalos con mesura.

El chocolate, negro por favor

Más de uno se habrá quedado con los ojos muy abiertos. ¿El chocolate negro no es perjudicial para los dientes? pues realmente no, no lo es; en verdad es un buen agente contra las bacterias gracias a sus antioxidantes.

Contiene además teobromina, que es un elemento que fortalece el esmalte y reduce la aparición de caries.

¿Solo es bueno para los dientes? Aunque parezca mentira, también es beneficioso para el corazón y para aminorar efectos de enfermedades como la diabetes. Eso sí, su consumo debe ser moderado y con el visto bueno del médico.

¿Y con esto basta para cuidar los dientes?

Evidentemente, además de apostar por postres y dulces saludables en el menú de Navidad, no debes olvidar las pautas de higiene dental que siempre te insistimos que lleves a diario (limpieza de los dientes tres veces al día, usar colutorio e hilo dental, ...). Con la suma de todos estos factores, ahora sí podemos desearte unas feliz y sana Navidad 2017.

expand_less
IGB Dental marca