Consejos para cuidar tus dientes en verano

Amigos, amigas… ¡Llega el verano! y eso es sinónimo de calor, vacaciones, playa, relax..; pero también supone desvincularse un poco de los hábitos saludables habituales que realizamos (o deberíamos realizar) a diario, como la alimentación o el cuidado de la salud bucal.

Vamos a aprovechar este post para dar unos consejos que te sirvan para cuidar tus dientes en esta época estival:

Cuidado con los productos fríos

En verano aumenta el consumo de helados, granizados y otras bebidas que se sirven a bajas temperaturas.

El contacto de estos productos con los dientes puede provocar sensibilidad dental, que se traduce en un dolor que, aunque puntual, puede ser intenso.

Precaución con el cloro de la piscina

Para mantener en buen estado el agua de las piscinas se usa cloro y otros productos químicos que pueden ser muy perjudiciales para la dentición. El principal efecto es la posible aparición de manchas en los dientes de color amarillo o marrón.

No abuses de las bebidas azucaradas

El calor del verano llama mucho a tomar refrescos carbonatados (coca-cola, fanta…) que están muy buenos de sabor y calman (momentáneamente, eso sí) la sed. Pero tienen una desventaja: su acidez y alto nivel de azúcar, que pueden provocar la aparición de caries o dañar el esmalte de los dientes.

Apuesta por un menú saludable

Frutas como el melón y la sandía son ricas en vitaminas A y C; pescados como la sardina te aportan omega 3; y la leche aporta calcio. Visto lo visto: ¿tiene algo de malo para los dientes tomar fruta, verdura, pescado, ensalada o lácteos en verano? absolutamente nada.

Agua, mucha agua

El agua es muy buena para evitar la deshidratación de tu cuerpo en verano. Pero también es muy beneficiosa para combatir la sequedad en la boca.

No aparques los hábitos dentales habituales

Que sea verano no quiere decir que los cuidados rutinarios de los dientes deban cambiar. Igual que en invierno, primavera y otoño, no olvides hacer lo que siempre te hemos aconsejado desde IGB dental:

  • Cepillarte los dientes tres veces al día.
  • Usar hilo o seda dental.
  • Enjuagarte la boca con colutorio.

La sensibilidad dental, como puedes ver, es algo bastante habitual, y puede deberse a diferentes causas (caries, desgaste dental..,). Ven a la consulta para que podamos detectar la causa y especificar el tratamiento adecuado.

Además, con estos sencillos consejos para cuidar tus dientes en verano podrás disfrutar de tus vacaciones en esa época del año y a la vez tener una buena salud bucal. Son muy fáciles de seguir, así que, ¿los compartes con tus seguidores?