¿Es normal no saber usar el hilo dental?

Por supuesto, si es la primera vez que tienes uno entre las manos es normal que no sepas cómo aprovecharlo para la limpieza de tus dientes. Por eso vamos a darte unos sencillos consejos para que sepas usar correctamente el hilo dental.

Paso a seguir

Esto es lo primero que tienes que hacer:

  • Corta unos 40-45 cm de seda.
  • Enrolla en el dedo anular de cada mano la mayor parte del hilo y deja unos pocos centímetros (entre 3 y 5) disponibles para sus uso entre los dientes.
  • Mantén estirado el trozo que queda libre con la ayuda de los dedos anulares.

Cómo usar el hilo dental

Una vez lo tengas preparado entre las manos, te enseñamos cómo debes utilizarlo:

  • En primer lugar, introduce la seda dental entre los dientes con cuidado, sin hacer demasiada fuerza.
  • Mueve el hilo de forma suave entre diente y diente y la línea de la encía. Hazlo de dentro hacia afuera y de arriba a abajo.
  • Para que la seda puede pasar correctamente entre los dientes y junto a la encía, cúrvala un poco.
  • Cambia el trozo de hilo en cada diente para evitar que se acumule la suciedad.
  • Una vez hayas terminado, extráelo también con el movimiento de dentro hacia fuera despacio.

Insistimos en que no debes hacer mucha fuerza, ya que puedes provocarte daño e incluso hacer sangrar el tejido de la encía.

Ventajas de usar correctamente el hilo dental

El cepillado no limpia el 100 % de la suciedad y los restos de alimentos que quedan entre los dientes. Debes combinarlo con enjuague bucal y, por supuesto, con la seda, que permite llegar a zonas de la boca donde no alcanza bien el cepillo, como por ejemplo la línea de la encía.

El uso de hilo dental evita de esta forma la aparición de caries entre los dientes y la formación de placa bacteriana y sarro.

Es por esto que la suma de estos tres elementos (cepillo, colutorio e hilo dental) permitirá que nuestros dientes permanezcan blancos el mayor tiempo posible.

Tipos de seda dental

En primer lugar, hay que dejar claro que no todas las sedas son “hilos”, aunque las llamemos así a todas por costumbre.

Las podemos clasificar de la siguiente manera:

  • Hilo dental. Es el de uso más habitual, sobre todo por personas que tienen un espacio normal entre los dientes. Tiene superficie redondeada y puede tener cera o no.
  • Cinta dental. Se diferencia con el anterior en que la superficie es plana. Adecuada para personas con espacios interdentales más grandes de lo normal.
  • Super-floss. Esta seda es específica para ortodoncia o puentes fijos.

Si todavía no utilizas seda o hilo dental, ahora es el momento de empezar a hacerlo. Y con estos consejos que te hemos dado sabrás cómo usarla correctamente para mantener una buena higiene bucal.

Y si tienes alguna duda, llámanos, escríbenos o acércate a IGB Dental a consultarnos. Tenemos clínicas dentales en Alicante, Elche y San Vicente del Raspeig.