Implantología Dental

La falta de un diente por envejecimiento, caries o traumatismo puede causar un impacto a nivel estético, funcional y puede convertirse en un problema de salud.

Un implante dental es el mejor sustituto a la pérdida de un diente natural, permitiéndonos una función masticatoria completa y un resultado estético natural que imita la anatomía original del diente y da soporte a las corona dental. 

Cuando faltan varios dientes no siempre hay que reponer todos los dientes ausentes con el mismo número de implantes dentales. Por ejemplo, si faltan tres dientes adyacentes se puede colocar un puente sobre implantes (dos implantes y tres coronas).

 
 

Ventajas de los implantes dentales

Son la mejor solución cuando se pierde un diente. Es lo más parecido al diente natural.

Están hechos de titanio, un material biocompatible que permite una correcta integración al hueso

Máxima estabilidad debido a que están anclados al hueso.

Durabilidad a lo largo de los años. Con el cuidado, higiene oral adecuada y acudiendo a tus revisiones los implantes son una solución duradera.

Nos permite poner dientes fijos sin tocar los dientes naturales contiguos o cuando no tenemos dientes donde apoyarnos.

Tiene una tasa de éxito cercana al 100%.

Preservan el hueso ya que lo estimula y previene la pérdida de hueso a largo plazo.

Se trata de un proceso sencillo e indoloro que te permitirá recuperar toda la funcionalidad de tu dentadura, ganando estética y confianza